SgrA* el agujero negro del núcleo galáctico de la Vía Láctea

SgrA* o Sagitario A* es un agujero negro que se encuentra inmerso en el corazón de nuestra galaxia. Los agujeros negros son objetos astronómicos que se forman en la etapa final de la vida de una estrella masiva, del orden de unas 3 veces la masa del Sol (1). La vida de una estrella transcurre en un equilibrio constante entre la gravedad que tiende a colapsar a la estrella y las fuerzas termonucleares que se generan en el interior de la estrella al consumir su combustible nuclear que tienden a expandirla. Cuando este equilibrio se rompe debido a que la estrella ha agotado su combustible, es decir, su capacidad para transformar nuevos elementos mediante las reacciones de fusión nuclear y generar energía, la estrella se contrae y colapsa de manera brusca por la acción de la gravedad, y en estrellas masivas la etapa final de su vida es la formación de un agujero negro.

La densidad de los agujeros negros es tan grande, que para que la Tierra tuviera tal densidad, habría que comprimirla hasta alcanzar no más de 10 centímetros de diámetro. La gravedad es tan intensa, que ni siquiera la luz puede escapar de un agujero negro. De ahí la denominación de agujero negro, ya que a partir del denominado horizonte de sucesos nada puede escapar de su atracción gravitatoria, permaneciendo aislado de cualquier observador.

Sgr A*, a excepción de otros agujeros negros de otras galaxias, no es un agujero negro muy brillante, y por lo tanto un agujero negro poco voraz. Esta circunstancia, ha hecho que en los últimos años se hayan dedicado enormes esfuerzos observacionales para confirmar que SgrA* es un agujero negro.

 

The supermassive black hole at the center of the Milky Way galaxy.
Imagen del centro de la Vía Láctea por E. Slawik y SgrA* tomada por el Observatorio Chandra de Rayos X. © NASA

 

Las estrellas del centro de la Vía Láctea más próximas a SgrA*, se ven influenciadas por la atracción gravitatoria que ejerce SgrA*, por lo que determinando las posiciones y velocidades de estas estrellas a lo largo de los años, se puede determinar la masa de SgrA*. A lo largo de los últimos años, se han podido medir las órbitas de más de una decena de estrellas. A partir de estas medidas y utilizando las leyes de Kepler, se ha determinado que la masa de SgrA* es de unos 4 millones de veces la masa  del Sol.

 

2014plot_central_image_hires
Posiciones y órbitas determinadas de algunas estrellas próximas a SgrA* a partir de los datos obtenidos entre 1995 y 2014. © UCLA Galactic Center Group

 

(1) Las estrellas que derivan en la formación de un agujero negro teniendo en la etapa final de su vida masas correspondientes a tres veces la masa solar, han tenido en su etapa de vida principal (la llamada secuencia principal) masas mucho mayores, superiores a las 12 masas solares, que han ido perdiendo en forma de viento y mediante las reacciones de fusión nuclear que se han ido produciendo en su interior. Distintas fuentes muestran un número distinto de masas solares, las necesarias para la formación de un agujero negro. En la siguiente sección “Para saber más”, se remite a un comunicado científico de la ESO en el que se discrepa de las teorías actuales.

Para saber más:

¿Cómo se forma un agujero negro? ¿Podría un acelerador de partículas producir uno?cienciadesofa.com de Jordi Pereyra

¿Cuánta masa crea un agujero negro? ESO European Southern Observatory

Bibliografía:

“Los agujeros negros. Las fuerzas extremas de la gravedad”, Un paseo por el cosmos, RBA (2015) de Antxon Alberdi

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s